Las claves del liderazgo empresarial: consejos para líderes del siglo XXI

Las claves del liderazgo empresarial: consejos para líderes del siglo XXI

Ser líder en el lugar de trabajo moderno no es fácil. A medida que cambia la tecnología, también lo hacen las necesidades de empleados y clientes. Para seguir siendo competitivo, tiene que mantenerse al día de estos cambios y desarrollar sus habilidades de liderazgo en consecuencia. Si quiere ser un líder empresarial eficaz en este nuevo mundo laboral, aquí tiene algunos consejos que le ayudarán:

Sección: Entiende cuál es tu papel.

Comprender tu papel es la clave del éxito.

Si no sabes cuál es tu papel, no hay forma de que los demás lo entiendan tampoco. El primer paso para ser un buen líder es saber cómo encaja todo y dónde encaja cada pieza en el conjunto. Si alguien no entiende cuál es su papel, es imposible que lo desempeñe correctamente o que delegue con eficacia, porque no sabrá lo que hay que hacer ni quién debe hacerlo.

Sección: Sé proactivo y organizado.

Ser proactivo significa que no esperas a que ocurra algo para reaccionar. En lugar de eso, planifica con antelación, de modo que cuando surjan oportunidades o problemas, esté preparado con una solución. Si tu empresa tiene una oficina y una bandeja de entrada de correo electrónico (probablemente sea así), ¡organiza ambas cosas!

Organizar no consiste sólo en tener cada cosa en su sitio, sino también en tenerlo todo disponible en todo momento, y no sólo disponible, sino también fácil de encontrar. Organiza las cosas de tu escritorio de modo que las más importantes estén en primer plano y sean fáciles de encontrar, y asegúrate de que los demás también sepan cuáles son. Lo mismo ocurre con las bandejas de entrada de correo electrónico: si hay algo que puede desordenar una organización más rápido que cualquier otra cosa (aparte de la mala comunicación), es una bandeja de entrada desbordada llena de correos electrónicos sin leer de personas que no saben cómo utilizar correctamente las CCO (o incluso deletrear).

Sección: Aprende a delegar.

Delegar es una habilidad esencial que todo líder debe dominar. Una cosa es ser capaz de hacerlo todo uno mismo, pero otra muy distinta es contar con un equipo de personas tan capaces como tú y que pueden ayudarte con el trabajo. Si una tarea es competencia de otra persona, ¡delégala!

Hay dos razones por las que delegar es importante:

  • Ahorrará tiempo al no tener que hacer cada pequeña cosa usted mismo. Delegar te permite centrarte en lo más importante -la visión de conjunto- y, al mismo tiempo, liberar tiempo para que puedas ocuparte de otras tareas que también requieren atención (o incluso relajarte).
  • Sus empleados aprenderán nuevas habilidades a través de su participación en estos proyectos, lo que les convertirá en activos más valiosos en el futuro, cuando trabajen de forma independiente sin necesitar orientación de arriba todo el tiempo.

Sección: Establezca expectativas claras y dé ejemplo a los empleados.

  • Establezca expectativas claras y dé ejemplo a sus empleados.
  • Asegúrese de que sus expectativas son correctas.
  • Ponga el listón alto, pero sea realista.
  • Buenos ejemplos de expectativas claras y realistas: «Espero que mis empleados lleguen a tiempo todos los días». «Espero que los miembros de mi equipo trabajen duro para conseguir nuestros objetivos».

Malos ejemplos: «Todo el mundo se va a hacer rico con este acuerdo». «Vamos a ganar miles de millones el próximo trimestre».

Sección: Obtenga opiniones de los empleados, pero también de clientes, proveedores y compañeros.

Como líder, es importante obtener información de empleados y clientes. Pero no se olvide de los proveedores; también son una importante fuente de información.

Y no se olvide de sus colegas. También deberías escucharlos porque pueden tener valiosas ideas que te ayuden a mejorar como líder o a tomar decisiones en el futuro.

Sección: Genere confianza con las personas que le rodean.

Generar confianza en su equipo no es sólo cuestión de ser amable y decir las cosas correctas. Se trata de ser honesto, transparente y coherente.

Sea abierto sobre lo que está haciendo, por qué lo está haciendo, quién está implicado y cómo beneficiará a la empresa. Esto ayudará a que la gente se sienta cómoda compartiendo sus ideas con usted porque saben que sus sugerencias no serán ignoradas o descartadas de plano por otra persona del equipo ejecutivo que tiene su propia agenda (y puede que ni siquiera haya pedido la opinión de nadie). También debe asegurarse de que todo el mundo entiende cómo se toman las decisiones para que no haya sorpresas más adelante cuando algo no salga como estaba previsto, lo que puede provocar frustración entre los empleados que sienten que no se les ha escuchado o valorado durante los periodos de toma de decisiones en los que podrían haber tenido algo que decir sobre lo que va a pasar.

Por último: ¡no tenga miedo al fracaso! Muchos líderes evitan admitir los errores porque no quieren parecer tontos delante de los demás, pero esto no es productivo en absoluto, sino que hace que la gente deje de confiar en las capacidades de esos mismos líderes de cara al futuro, ya que a nadie le gusta trabajar a las órdenes de alguien que no es honesto sobre lo que pasó la última vez… o peor aún, que no parece lo suficientemente capaz.

Sección: No tengas miedo de pedir ayuda cuando la necesites.

  • No tengas miedo de pedir ayuda cuando la necesites.
  • No tengas miedo de pedir ayuda a tus compañeros de trabajo.
  • No temas pedir ayuda a tu jefe.
  • No tengas miedo de pedir ayuda a tus clientes.

Sección: Desarrolla habilidades de liderazgo que sean relevantes para la mano de obra moderna.

  • Las capacidades de liderazgo son importantes en cualquier sector.
  • Las capacidades de liderazgo son importantes para la mano de obra moderna.
  • Las habilidades de liderazgo son relevantes para tu trabajo, independientemente de cuál sea o de dónde trabajes.
  • Las dotes de liderazgo pueden ayudarte a tener éxito en cualquier situación, ya sea con tu equipo en el trabajo o en actividades cotidianas como ir a la compra o conducir un coche.

Conclusion

Al final, es importante recordar que el liderazgo es una habilidad que puede aprenderse y desarrollarse con el tiempo. La mejor manera de convertirse en un mejor líder es practicando estas habilidades cada día en tu vida profesional… ¡y no te olvides de la importancia de divertirte!


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 8 =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.